DepartamentoDeportesEducación

Nairo: “hoy es un buen día para probar fuerzas”

Sin cambios en la general terminó la tercera etapa de la Vuelta a España. Los colombianos presentes, salvo Nelson Soto y Jonathan Restrepo, mantuvieron sus posiciones en la general al llegar con el mismo tiempo del ganador.

Precisamente el triunfo fue para el italiano Elia Viviani (Quick-Step Floors), campeón olímpico en pista, quien abrió su cuenta de victorias en la edición 2018 imponiéndose con autoridad al sprint, en el recorrido de 178,2 kilómetros, en el que el polaco Michael Kwiatkowski (Sky) mantuvo el líderato.

Primer sprint y primer triunfo para el campeón italiano de 29 años, quien se mostró intratable en la línea de meta, en cuyo límite alzó los brazos por delante de su compatriota Giacomo Nizzolo (Trek-Segafredo) y del triple campeón mundial, el eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), en una jornada de transición marcada por el calor, que se cerró con un tiempo de 4 horas, 48 minutos y 12 segundos.

Viviani, el mejor velocista del Giro de Italia 2018, con 4 triunfos y la camisa de la regularidad, firmó la victoria número 16 de la temporada, en una fracción sin sobresaltos para los favoritos.

Hoy la cuarta etapa llevará al pelotón de Vélez, Málaga, a Alfácar-Sierra de la Alfaguara, con un recorrido de 162 kilómetros y final en alto.

Un buen preámbulo de la montaña que Nairo Quintana (Movistar) considera como un “primer examen para comprobar las fuerzas de cada uno de los candidatos”.

Quintana, quien aseguró sentirse “muy bien” de forma, recalcó varias veces que en el puerto granadino los aspirantes encontrarán una buena prueba para demostrar el nivel que los acompaña.

Sobre el trámite y desenlace de la etapa de ayer, el ciclista boyacense ponderó la labor de su equipo: “Movistar decidió ponerse al frente para evitar peligros”.

“Sabíamos que el final podía ser peligroso por las abundantes rotondas y para evitar caídas el equipo se puso adelante”, explicó.

Por su parte, el actual líder de la general, Michael Kwiatkowski, confesó que no sabe cuánto tiempo llevará la camiseta roja, pero se mostró orgullo por poder vestirla en este inicio de la carrera. “Voy a tratar de defenderla, si es posible, hasta Madrid”, dijo.

Acerca de la etapa de hoy fue cauto, pero señaló la alta temperatura como un factor clave para el desarrollo de la misma. “Es difícil saber quién tendrá piernas para intentarlo, pero trataremos de correr con inteligencia”, concluyó.

Fuente: http://www.elcolombiano.com