Guajira

Reactivación interrumpida

Desde el día 1.º de septiembre de 2020 el gobierno nacional informó que el país pasaba de un periodo de aislamiento obligatorio a uno selectivo, dándole así más dinamismo a la reactivación económica, pero, sin descuidar la salud de los ciudadanos y manteniendo el autocuidado como cultura ciudadana para cada uno de los mismos.

El país ya había iniciado la reactivación económica con la apertura periódica de diferentes sectores, siempre y cuando se cumpliera con todos los protocolos de bioseguridad en la práctica diaria de sus actividades, dándole vía libre en las últimas semanas a vuelos nacionales, transporte intermunicipal, apertura de bares, restaurantes y playas, etc.

Todo esto, es de ayuda para las finanzas de la Nación ya que, con el proceso de reactivación, igualmente se reinicia el recaudo de impuestos y contribuciones para así poder financiar los gastos del Estado, que en tiempos de pandemia son mucho más útiles principalmente para el financiamiento de gastos e inversión en el sector salud y hacerle frente al virus que nos agobia.

Igualmente, dicho proceso es de mucho beneficio para municipios del departamento La Guajira, principalmente su capital Riohacha, movida económicamente por el turismo y disfrute de sus playas, eventos culturales, comercio local y demás.

Pero, desde el 31 de agosto de 2020 a las 3:15 p. m., el departamento de La Guajira iniciaba lo que he llamado la “reactivación interrumpida”, cuando los miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria del Carbón – SintraCarbón, deciden irse a huelga tras fracasar en sus negociaciones con la administración de la Mina Cerrejón.

Es claro que la Mina del Cerrejón es el motor que mueve el mayor porcentaje económico del departamento de La Guajira, y que un cese de actividades afecta indudablemente el comercio y los sectores económicos de la misma.

Esto, nos lleva a deducir que en medio de la reactivación los comerciantes y empresarios no verán diferencia alguna en sus finanzas ya que el poder adquisitivo de los ciudadanos se verá afectado y seguirán primando las necesidades básicas antes que el consumismo como tal.

Si bien es cierto, en los últimos días hay aires de diálogo entre las dos partes que intervienen en la negociación para reiniciar actividades mineras, el departamento sigue perdiendo ingresos, los municipios siguen perdiendo ingresos y la comunidad solicitando a gritos un acuerdo, que como lo mencioné anteriormente, en tiempos de pandemia interrumpe todo concepto de reactivación económica.

Según estudios, a eso del año 2030 podrían finalizar las actividades mineras en el departamento de La Guajira de la Mina Cerrejón, lo que sería un cese y cierre definitivo de la misma, y entonces se comienza a indagar sobre el futuro de un departamento que depende de esta actividad, y también en cuál sería el cambio que debe iniciarse en los próximos años como modelo económico por enfrentar dicho cese, o la afectación de las finanzas de los trabajadores y comerciantes del departamento.

Esquirla: Esta semana se celebró el cumpleaños número 475 del municipio de Riohacha, ciudad de mucha cultura, excelentes personas y mucho talento en especial en el género Vallenato, donde se es necesario seguir aumentando la inversión y crecimiento del sector turístico de la misma, lo que a mi criterio pasará a ser la economía que moverá a todo el departamento al finalizarse las actividades mineras. ¡Feliz cumpleaños Riohacha!

La entrada Reactivación interrumpida se publicó primero en La Guajira Hoy.com.