miércoles, septiembre 28, 2022
Guajira

Organizaciones insisten en abrir debate sobre el arroyo Bruno en La Guajira

El Consejo Superior de Palabreros, el colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, e Indepaz, le han insistido a la Asamblea Departamental que realice una audiencia pública sobre la desviación del arroyo Bruno, el cual fue desviado por Cerrejón.

La proposición inicial la había hecho la diputada Oriana Zambrano, pero no tuvo eco en los demás diputados, por lo que ella expresó que “luego que nuestra iniciativa de audiencia pública fuera negada, nos dimos a la tarea de buscar apoyo y dolientes de la causa por la protección y salvaguarda del arroyo Bruno para hacer visible por otros medios la incertidumbre que tienen las 35 comunidades indígenas y afros por la suerte que en el mediano y largo plazo corra este importante afluente del río Ranchería”.

El Consejo Superior de Palabreros indicó lo siguiente: “para nuestra organización y para el pueblo Wayuu es importante este debate porque permitirá analizar y debatir la autorización que ha dado Corpoguajira y el gobierno nacional para la continuidad del desvió y explotación del manto de carbón yacente debajo de la zona de los 3.5. kilómetros de la desviación del arroyo bruno, del cual no existe certeza de haberse hecho estudios técnicos que permitan proteger y garantizar las reservas hídricas subterráneas y otras especies que se extinguirán con dicha explotación”.

Por su parte, la Junta Mayor de Pütchipü’üi (Palabreros Wayuu), entidad de carácter cultural, responsable de la elaboración y desarrollo del Plan Especial de Salvaguardia del Sistema Normativo Wayuu, en un comunicado rechazó el proyecto de expansión de Cerrejón que incluyó la desviación del cauce natural del arroyo Bruno.

“Debe contemplarse la posibilidad de diálogo y concertación vinculante de las Autoridades Matrilineales y Ambientales de la población wayuu afectada en forma directa e indirecta, así como de los diversos sectores organizativos que realizan esfuerzos en defensa de los Derechos Culturales, humanos y no humanos de la naturaleza del territorio”, expresa.

El debate sobre el arroyo Bruno se activó luego que, según varias comunidades de La Guajira y organizaciones defensoras de los derechos humanos, el Gobierno Nacional tomó la decisión de avalar la desviación del cauce natural del arroyo Bruno por parte de Cerrejón.

Según informaron, “esta decisión está contenida en un estudio con insuficiencias técnicas y científicas, amañado, sin rigurosidad y con información predominante de la sociedad extranjera Carbones del Cerrejón, el cual no ha contado con la participación efectiva de las comunidades accionantes wayuu de Paradero y La Gran Parada, ni ha sido validado con los intervinientes técnicos, ni ha contado con la supervisión judicial”.

EL HERALDO