jueves, junio 30, 2022
Noticias

Piedad Córdoba Sobre Gustavo Petro: “Yo no voté por él, no votaría por él… él jamás será presidente de Colombia”

“Con gran alegría y total convicción quiero anunciar a todo el país que Poder Ciudadano se suma al Pacto Histórico. A lo largo de estos meses tuve muchas conversaciones que llegaron a consensos y compromisos que hoy nos permiten unirnos para construir una nueva Colombia”, dijo Piedad Córdoba el día que el Pacto Histórico, liderado por Gustavo Petro, la recibió en sus filas para ir al Congreso de la República.

Sin embargo, las relaciones entre Córdoba y Petro no siempre se enmarcaron en alianzas. En 2018, durante la contienda presidencial en la que el candidato de la Colombia Humana quedó de segundo, la senadora del Pacto Histórico, fue enfática al vincularlo con las extintas Farc. Las declaraciones, difundidas en Twitter, generaron polémica por el pasado del ahora partido político ‘Comunes’.

“Respeto totalmente que ellos hayan tomado la decisión de nombrar como candidato presidencial a Timochenko, quien se retiró a mitad de camino por x o y razón. Respeto también, con toda sobriedad, que ellos hayan tomado la decisión de apoyar a Gustavo Petro. Pero eso no me aparta a mí, jamás, para seguir trabajando porque este país encuentre la paz”, indicó la medellinense.

Frente a esto, Petro respondió: “Las Farc ni me han apoyado nunca, ni me apoyan, ni me apoyarán. No se puede hacer política con sentimientos de viudez”, aseveró en Twitter.

No obstante, por la adherencia de Piedad Córdoba al Pacto Histórico, trascendió un audio en el que Córdoba descalifica por completo a Petro como político y como persona.

En ese momento, la organización WikiLeaks descubrió una comunicación entre Petro y el embajador estadounidense William Brounfield que data del 2008.

En el cable, dado a conocer por Daniel Coronell, el entonces senador denunció congresistas con supuestos vínculos con las Farc. En dicho escrito se mencionó a la entonces liberal Piedad Córdoba, Wilson Borja y Gloria Inés Ramírez, ambos del Polo Democrático.

En varios medios, Córdoba salió a defenderse y a acusar a Petro de querer quedar bien con las autoridades de Estados Unidos.

“Quedo muy desconcertada porque yo nunca he pertenecido a la guerrilla, jamás he estado en las Farc y no entiendo cuál fue la intensión de él, de perjudicarme terriblemente con sus afirmaciones. A mí prácticamente me negaron sin quitarme la visa de entrada a Estados Unidos y yo entiendo que en parte tiene que ver con la tarea que hizo el señor Petro”, dijo a Blu Radio.

En tanto, en el podcast ‘El Diario’ de Semana, la mujer se despachó en contra de Petro en su faceta personal.

“A él [Gustavo Petro] solo le interesa él. Lo demás es un correlato por embobar un montón de gente, independientemente de que hay gente muy buena alrededor. […] Uno lo creía muy coherente y resultó siendo incoherente. Yo personalmente no voté por él, no votaría por él y puedo decir, casi que con seguridad, que él jamás será presidente de Colombia porque uno no puede elegir un mal ser humano. Uno tiene que elegir a una persona que, independientemente de lo que sea, tenga coherencia, valores, amor patrio y quiera al país. No solo que quiera figurar como presidente en una lista”, dijo en 2019, la ahora aliada de Petro en el Pacto Histórico.

Alianza que al parecer le duró muy poco, ya que ahora vuelven las disputas con el candidato presidencial Gustavo Petro, quien el pasado mes de abril marginó de su campaña a la senadora electa hasta que se resuelvan casos judiciales en que está envuelta.

“Solicito a Piedad Córdoba suspender todas sus actividades dentro de la campaña, hasta que pueda resolver, ojalá, favorablemente, las sindicaciones jurídicas que se le hacen”, sostuvo Petro en su cuenta de Twitter. 

Según la revista Cambio, la decisión se debe a “presuntos contactos no autorizados” de Córdoba con narcotraficantes detenidos y en proceso de extradición. El medio -que cita fuentes de inteligencia- sostiene que Córdoba visitó a un exjefe de una organización mafiosa de Medellín y dos miembros del Clan del Golfo, la mayor banda narco del país, para solicitarles su respaldo a Petro.